Cracovia

Hola Exploradores, aquí os traigo un post sobre qué hacer en Cracovia en 4 días. Es una orientación de qué hacer de forma básica incluyendo lo fundamental aunque hay mucho más que ver en Cracovia. Espero que os sirva de ayuda.

Cómo llegar

Avión: Aeropuerto Internacional Juan Pablo II. Hay buses y trenes desde el aerpuerto a la ciudad cada 30 minutos desde las 4am hasta las 00:00. El tren al aeropuerto tarda unos 20 minutos y el precio es aproximadamente 7€.

Tren: la estación principal de Cracovia (Kraków Główny) está situada muy cerca al casco antiguo. Los destinos más populares son: Varsovia, Budapest, Breslavia, Praga, Bratislava.

Autobús: la estación de autobuses se encuentra al lado de la estación de tren. El servicio de autobús funciona muy bien en Polonia además suele ser más rápido y económico que los trenes. Como dije en el post anterior yo usé la compañía Flixbus y me resultó muy cómoda y eficiente.

Día 1: llegada a la ciudad

Depende de la hora de llegada a la ciudad así dará más o menos tiempo a visitar el primer día. Nosotras veníamos de Poznan (cogimos un tren y luego un bus) por lo que no tuvimos mucho tiempo para visitar este primer día.

El centro histórico estaba rodeado antiguamente por una muralla que a día de hoy solo se conserva una Barbacana. Una entrada defensiva que protegía la ciudad y custodiaba los accesos a la Puerta de San Florián.

La plaza más importante de la ciudad por diferencia es la Plaza del Mercado o Rynek Glowny. Es uno de los lugares más animados y el centro de la ciudad por excelencia. En ella podemos encontrar la Basílica de Santa María, la torre del antiguo ayuntamiento, la Lonja de los Paños entre otros monumentos. Una de las calles más turísticas y ajetreadas es la calle Florianska. Allí podrás encontrar numerosos restaurantes, tiendas, hoteles y hostels.

  • La Lonja de los Paños. Se trata de un edificio renacentista rodeado de arcadas construido en el siglo XVI. Antiguamente se reunían los comerciantes para intercambiar textiles, sal, minerales u otras mercancías como sedas y especias. Actualmente podemos encontrar el Museo del Mercado de los Paños en la primeria planta y una galería comercial con productos artesanales y suvenires polacos a pie de calle.
  • La Basílica de Santa María. Construida a mediados del siglo XIV y con estilo gótico ha experimentado diversas ampliaciones que dan lugar a lo que se conoce hoy en día. En su torre más alta, cada hora de los 365 días del año sale un trompetista a tocar la melodía “hejnal mariacki”. Cuenta la leyenda que un trompetista fue alcanzado en el cuello por una flecha  cuando intentaba alertar del ataque de los tártaros y por ello a las doce del mediodía la melodía se interrumpe a la mitad en su honor.
  • Torre del ayuntamiento. El antiguo ayuntamiento fue demolido en 1820 con el propósito de ganar más espacio en la plaza y desde entonces lo único que queda de este edificio es la torre la cual albergaba una prisión y en el sótano cámaras de tortura. Para disfrutar de unas vistas panorámicas de la plaza del Mercado se puede subir a la torre por 5 zlotys.

Día 2: Auschwitz-Birkenau

Si se desea visitar el Museo de Auschwitz-Birkenau recomiendo comprar las entradas con un par de meses de anterioridad sobre todo si se desea hacer una visita con guía. Para ello se puede reservar una visita a través de una agencia o comprar las entradas en la página oficial del museo http://auschwitz.org/en/ .

Para llegar hasta allí se puede coger un bus hasta la localidad de Oswiecim y bajarse en la parada “Oswiecim Muzeum” (te deja justo en la puerta del museo). Allí encontrarás el horario de los autobuses de vuelta, si no recuerdo mal hay uno cada media hora.

La visita guiada consta de dos partes. La primera se hace en Auschwitz donde se visitan diferentes barracas que contienen diversos objetos de exposición que pertenecían a los prisioneros. Además de visitar diversas salas usadas para diferentes propósitos.

Una vez que se termina la visita guiada a Auschwitz tendrás que coger un bus gratuito a Birkenau. Si has elegido la opción de visita guiada, el guía te explicará más sobre esta zona del campo de concentración una vez allí. El recorrido termina en esta parte dek museo pero puedes quedarte el tiempo que quieras (siempre con respeto por favor).

 “Quien no recuerda su historia está condenado a repetirla”.

Día 3: Centro histórico

El penúltimo día en Cracovia lo dedicamos a conocer más en profundidad el pasado de la ciudad y del país. Hicimos dos freetours por Cracovia, el freetour del casco antiguo y el tour del barrio judío y el gueto  (hay muchísimos tours tanto “gratuitos” (basados en propinas) como privados. Probablemente sea más recomendable empezar con los tours el primer día pero por cuestión de horarios nosotras lo tuvimos que organizar al contrario.

El tour del casco antiguo termina en el famoso Castillo de Wawel. Éste está situado en la Colina de Wawel y es bastante extenso. Allí se puede visitar la Catedral de Wawel, el Mueso Catedralicio Juan Pablo II, la Cueva del Dragón (ye el dragón situado a la orilla del río Vístula) y el Palacio Real.

Dentro de la catedral se puede visitar la Capilla de Segismundo, el Mausoleo de San Estanislao, la cripta y la famosa campana de Segismundo.

En el tour del barrio judío de Kazimierz pasareis por las antiguas sinagogas, algunas reconstruidas y en funcionamiento, la plaza Nowy y el gueto de Cracovia. También os llevaran a la calle donde se rodó “El pianista” ya que tiene la construcción típica de aquella época. En esta pequeña calle reside gente por lo que se debe visitar con respeto. En sus paredes veras fotos tomadas del rodaje de dicha película.

Castillo de Wawel, Cracovia

Día 4: museos

En nuestro último día por Polonia la lluvia nos acompañó durante todo el día y la verdad que no era de extrañar ya que es lo más típico en Polonia durante febrero (el frío sí que estuvo cada uno de los días). Por ello y por querer profundizar más en la historia de Cracovia nos dedicamos a visitar algunos de los museos además coincidió lunes por lo que los museos que visitamos tenían entrada gratuita (eso si tened cuidado que se agotan rápido). Nuestros elegidos fueron: la farmacia “Bajo elÁguila”, la fábrica de Schindler y el museo Judío de Galicja.

La Farmacia “Bajo el Águila” (Apoteka pod Ortem). Esta farmacia perteneció a Tadeusz Pankiewicz el único polaco que vivió en el gueto durante la ocupación Nazi de Cracovia. Ésta sirvió de ayuda a muchos habitantes del gueto donde encontaban ayuda médica y un lugar de confianza donde podían hablar. En sus instalaciones se encuentra una exposición permatente que muestra la aniquilación que sufrieron los judíos y el papel que tuvo la farmacia. Precio adulto 10 zloty. Lunes gratuito.

-La fábrica de Schindler. Contiene dos museos el museo de Arte Contemporaneo y el museo Histórico de la Ciudad de Cracovia. En este segundo museo a parte de la historia de Oskar Schindler (famoso Nazi alemán que salvó numerosos judíos de la muerte durante el Holocausto),  encontrareis exposiciones interactivas sobre diversos aspectos de la ocupación Nazi en Cracovia del 1939-1945. Precio adulto 24 zloty, gratuito los lunes Este museo es bastante completo por lo que os llevará mínimo 2 horas recorrerlo todo además de que se encuentra un tanto alejado del centro de la ciudad.

Museo Judío de Galicja. Este museo no es tan conocido como los anteriores. Alberga diversas exposiciones de fotos que rinden homenaje a todas las víctimas del Holocausto además de celebrar la cultura judía de la Galicia polaca. Tiene un al extenso y variado programa de exhibición que permite el contacto con la cultura judía, la religión, la historia e incluso el arte contemporáneo. Precio adulto 17 zloty.

Gastronomía

En cuanto a recomendaciones gastronómicas recomiendo la cafetería Mlezarnia, el restaurante Hamsa en el barrio judío y los zapiekanka del barrio de Kazimierz (los mejores están en la plaza Nowy).

Espero que os haya servido de ayuda este post más detallado sobre Cracovia, una ciudad magnífica con un pasado bastante duro. Para más información no dudéis en contactarme por email o dejando un comentario.

Hasta la próxima Exploradores.

Polonia: ruta de 12 días

Hola Exploradores, bienvenidos una vez más a Destino Explora. En este post hablaré sobre una ruta que hice por Polonia en febrero durante 12 días con mi hermana, la cual se encontraba de Erasmus por este país. He estado pensando cómo dividir esta entrada porque toda la información sobre cada una de las ciudades hacía que se volviera un post denso y largo. Por ello, esta entrada será sobre el recorrido y unas nociones básicas sobre el país y luego haré una entrada por ciudad para completar la información.

Me enseñaron que el progreso no es ni rápido ni fácil” Marie Curie.

Cuándo ir

Temporada baja de noviembre a febrero. Temperaturas bajas, riesgo de nieve y/o lluvia. Buena época para los amantes esquí sobre todo en las estaciones del sur. Algunos museos y otras atracciones pueden estar cerradas.

Temporada media marzo, abril y octubre. El clima empieza a mejorar con temperaturas más moderadas. Algunas atracciones continúan cerradas o con horarios reducidos.

Temporada alta de mayo a septiembre. Durante esta época puedes disfrutar de un buen tiempo en Polonia y aprovechar para visitar parques nacionales y actividades al aire libre. Lo malo es muy concurrido y el precio es más elevado.

Modo de transporte

Una vez más la forma de transporte elegida fue el autobús. Cogimos autobuses entre cada ciudad con una empresa que funciona bastante bien, Flixbus (publicidad gratuita). Desde su website puedes ver las diversas rutas que ofrecen o descargarte la app.

En cuanto  al precio del billete ronda por los 16 zloty por persona unos 3,5 €. Ahora entenderéis el por qué usar esta forma de transporte si se va en modo low cost.

Para ir de Poznan a Cracovia si cogimos en tren hasta Katowice y de ahí un bus a Cracovia puesto que no había otra opción directa.

Itinerario

Día 1: llegada a Wroclaw (Breslavia)

Día 2: Wroclaw

Día 3: Wroclaw a Poznan

Día 4: Poznan

Día 5: Poznan a Cracovia (vía Katowice)

Día 6: Auschwitz-Birkenau

Días 7 y 8: Cracovia

Día 9: Cracovia a Varsovia (bus)

Días 10 y 11: Varsovia

Día 12: vuelo de vuelta a Londres

Viaje

Día 1: llegada a Wroclaw (Breslavia)

Este viaje lo hice junto a mi hermana que se encontraba de Erasmus en Polonia. El primer día vimos la plaza del ayuntamiento. Todas las ciudades en Polonia tienen la conocida Rynek y he de decir que la de Wroclaw es una de las más bonitas. Cerca de esta plaza podéis encontrar las casas de Juan y Margarita (o de Hansel y Gretel) unidas por un arco que usaban los amantes para estar juntos. También aprovechamos para visitar la iglesia de S. Isabel y la Sinagoga de la Cigüeña blanca.

Día 2: Wroclaw

Por la mañana recomiendo hacer uno de los diversos freetours que ofrecen por esta ciudad. Nosotras hicimos el tour por el casco antiguo por la mañana y por la tarde el tour sobre el comunismo que incluía el barrio judío.

En el tour por el casco antiguo visitarás: el jardín Ossolineum, el puente de los candados, la catedral y la Isla de las Iglesias entre otras muchas cosas.

Una de las curiosidades de la ciudad son los enanos o gnomos de Wroclaw (Breslavia).

Día 3: Wroclaw a Poznan

La mañana la dedicamos a “buscar enanos” y a visitar el Panorama Racêawicka. La entrada de éste son 23 zl por persona. Si tenéis tiempo de sobra por la ciudad y no sabéis que hacer o si hace mal tiempo y queréis refugiaros de la lluvia este panorama puede ser una opción. Personalmente no me llegó a gustar demasiado. Hay unas horas específicas para la entrada a la pintura por lo que te tocará hacer cola y esperar. Además es necesario una audio guía para poder enterarse un poco de qué va el tema.

A la tarde cogimos el bus a Poznan, donde llegaríamos a la noche. Precio del bus 4.5€ por persona.

Día 4: Poznan

Esta pequeña ciudad tiene una de las Rynek más bonitas que he visto. Sus edificios de colores y decorados diversos hacen de ella una plaza sacada de un cuento. Como la mayoría de los edificios y plazas de Polonia, ésta fue reconstruida después de la II Guerra Mundial.

En el centro de información turística dan un mapa que incluye la “Ruta Imperial por Poznan”. Esta ruta te llevará a lugares como: la filarmónica, el Castillo Imperial, el teatro, el colegio minus, el monumento a las víctimas del 56,etc.

A las 12pm en el reloj de la plaza Rynek hay una especie de espectáculo donde unas cabras salen a darse cornadas. Es bastante curioso y una vez allí no debes perdértelo.

Otros lugares que recomiendo visitar son: la catedral, la basílica de S. Estanislao, el mural 3D, la isla de la catedral y la ciudadela. 

Rynek, Poznan

Día 5: Poznan a Cracovia (vía Katowice)

Como dije anteriormente no hay conexión de autobuses o tren directa entre Poznan y Cracovia. Por ello, cogimos el tren  de las 8am y llegamos a Katowice  a las 12pm. Luego de Katowice un autobús a Cracovia (una hora y 20 min aprox.)

El resto del día lo dedicamos a pasear por el centro de Cracovia ya que en horario de verano todo estaba cerrado y se hacía de noche sobre las 4pm.

Nosotras hacíamos compra en un supermercado bastante famoso de Polonia, el Biedronka (mariquita en español). Recomiendo prepararse unos bocadillos para cuando se visita Auschwitz ya que vas a estar allí bastante tiempo más luego el transporte.

Día 6: Auschwitz-Birkenau

Este puede ser uno de los días que se me quedarán en la retina para el resto de mi vida. La visita a Auschwitz fue una experiencia difícil de describir. Hay que ir para sentir todo el sufrimiento de las personas que murieron y sufrieron en esa fábrica de la muerte.

Para llegar hasta allí se puede coger un bus hasta la localidad de Oswiecim y bajarse en la parada “Oswiecim Muzeum” (te deja justo en la puerta del museo). Allí encontrarás el horario de los autobuses de vuelta, si no recuerdo mal hay uno cada media hora.

Si se desea visitar hay que sacar las entradas con bastante antelación ya que las plazas son limitadas. Además hay opción de hacerlo de manera libre o con una guía. Nosotras optamos por la segunda opción ya que, desde mi punto de vista, no tenía mucho sentido pasear solo por allí sin saber más sobre su historia y funcionamiento.

Una vez que se termina la visita guiada a Auschwitz tendrás que coger un bus gratuito a Birkenau. Si has elegido la opción de visita guiada el guía te explicará más sobre esta zona del campo de concentración una vez allí. El recorrido termina allí pero puedes quedarte el tiempo que quieras a pasear por Birkenau (siempre con respeto por favor).

 “Quien no recuerda su historia está condenado a repetirla”.

Auschwitz

Día 7: Cracovia

Nuestra visita a Cracovia la dividimos en un día para explorar la ciudad y hace freetours y otro día de visitas a museos. En otro post detallaré en profundidad qué hacer en Cracovia.

Hicimos dos freetours por Cracovia, el del casco antiguo y el tour del barrio judío y el gueto  (hay muchísimos tours tanto “gratuitos” como privados).  Yo creo que con estos dos te enteras bastante sobre la historia de la ciudad.

Los sitios más destacados de la ciudad y por los que pasas haciendo el tour son:

-La plaza del mercado (Rynek) donde verás los famosos carros de caballos. Es el punto más importante de la ciudad.

-La Lonja de los paños

-La basílica de S. María. No te olvides del toque de trompeta de cada hora desde una de sus torres.

-La antigua torre del ayuntamiento

-El colegio mayor

-La catedral de Wawel

-Barbacana

En el tour del barrio judío de Kazimierz pasareis por las antiguas sinagogas, algunas reconstruidas y en funcionamiento, la plaza Nowy y el gueto de Cracovia. También os llevaran a la calle donde se rodó “El pianista” ya que tiene la construcción típica de aquella época. En esta pequeña calle reside gente por lo que se debe visitar con respeto. En sus paredes veras fotos tomadas del rodaje de dicha película.

Al día siguiente visitamos los siguientes museos: la farmacia del gueto, la fábrica de Schindler y el museo Galicia sobre los judíos.

En cuanto a recomendaciones gastronómicas recomiendo la cafetería Mlezarnia, el restaurante Hamsa en el barrio judío y los zapiekanka del barrio de Kazimierz (los mejores están en la plaza Nowy).

Cracovia

Día 9: Cracovia a Varsovia (bus)

Una vez más usamos la compañía Flixbus para cambiar de ciudad. El bus tarda unas 5 horas de una ciudad a otra, unos 252 km de distancia. Aseguraos de seleccionar la estación de autobús que más os convenga en Varsovia ya que existen dos principales: Varsovia Oeste y Varsovia Wilanowska Metro.

Por la tarde visitamos el museo del Alzamiento de Varsovia (que daba la casualidad que era gratuito como todos los domingos). Se necesita disponer de suficiente tiempo para poder ver el museo en su totalidad y empaparse de la historia del alzamiento de Varsovia. Gracias a sus exposiciones multimedia se puede sentir el ambiente que se respiró durante los 63 días de lucha que duró este alzamiento viendo no solo lo militar, sino también el día a día de la población civil y el terror de la posguerra.

Día 10: Varsovia

Una vez en Varsovia empezamos con un freetour por el casco antiguo en español. El guía que tuvimos era polaco lo que hizo que nos describiera la situación actual y el pasado de la ciudad desde una perspectiva muy racional y de primera mano ya que su propia familia había sido afectada por todo el conflicto. La mayoría de los tours empiezan en la Estatua de Segismundo. Nosotras lo hicimos con Walkative!.  

El centro ha sido totalmente reconstruido debido al daño/destrucción que sufrió la ciudad de Varsovia durante la II Guerra Mundial. Aun así está lleno de colores y edificios preciosos. Durante el tour se recorren sitios como el Castillo Real, la barbacana, el monumento al Alzamiento, el monumento al Niño Insurgente. Pasareis en frente de la casa de Marie Curie aunque su nombre completo es Marie Skłodowska-Curie (a los polacos le duele que no se la conozca así).

Por la tarde visitamos el museo de Fryderyk Chopin y la verdad lo recomiendo sobre todo a aquellos que sean amantes de la música. Éste se  encuentra en el Palacio de los Ostrogski y es de uno de los museos biográficos más modernos de Europa. Con piezas y muestras multimedia podrás conocer la vida y la obra del compositor. Además, en el museo se encuentra el piano Pleyel, tocado por Chopin en los dos últimos años de su vida.

Centro histórico de Varsovia

Día 12: Varsovia

Para finalizar el recorrido por Varsovia recomiendo pasear por lo que fue el barrio judío y el gueto. En esta parte de la ciudad se puede visitar la sinagoga ortodoxa, la Iglesia de Todos los Santos, los muros del antiguo gueto de Varsovia y algunos de los edificios que aún se conservan. Podrás ver que hay una especie de placas conmemorativas por donde pasaban los muros del gueto y con diferentes fechas ya que el gueto se fue reduciendo en tamaño con los años.

Otro lugar muy conocido de la ciudad es el “puente” que conectaba el gueto pequeño con el grande. A día de hoy este puente no existe pero hay un monumento en conmemoración donde se pueden ver fotos de éste.

Si deseas como he dicho anteriormente puedes hacer freetour por el barrio judío y el tour de Varsovia en Guerra. Éste último lo recomiendo encarecidamente y si lo haces antes de visitar el Museo del Alzamiento de Varsovia te ayudará a comprender mejor la historia de este hecho.

Día 12: vuelo de vuelta a Londres

Finalmente toca despedirse de Polonia. Varsovia cuenta con dos aeropuertos: Aeropuerto de Varsovia-Chopin y Aeropuerto de Varsovia-Modlin. La conexión entre la ciudad y los aeropuertos es bastante buena. En mi caso fui al Varsovia-Modlin, éste está a unos 40 km al norte de la ciudad y el trayecto lo hice en tren.

Lo puedes coger en la estación central de Varsovia (Warszawa Centralna) y en unos 40 minutos estas en el aeropuerto (salen varios trenes cada hora).

Y hasta aquí el post sobre Polonia, no dudes en dejar comentarios y/o sugerencias.

Viaje por las Capitales Bálticas

Tallin, Riga y Vilna

Hola exploradores, en el post de hoy hablaré de una ruta por algunas de las capitales Bálticas. Como ya saben los países bálticos son todos aquellos que están alrededor del Mar Báltico: Suecia, Noruega, Finlandia, Rusia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Alemania y Dinamarca. Sin embargo, se conocen como las “Capitales Bálticas” a Tallin (Estonia), Riga (Letonia) y Vilna (Lituania). Este recorrido será por esas tres capitales aunque se podrían añadir otras ciudades o paradas si se dispone de más tiempo.

Cuándo ir

La temporada alta es durante los meses de verano (junio-agosto). Durante estos meses hay más horas de luz y la posibilidad de disfrutar del mar. Sin embargo, los alojamientos son más caros y se necesita reservar con bastante anterioridad.

Mayo y septiembre sería temporada media con temperaturas suaves y billetes de avión más baratos.

Finalmente, la temporada baja (octubre a abril). Días fríos y cortos, la zona costera se encuentra bastante vacía y alta posibilidad de precipitaciones.

En mi caso, yo realicé este recorrido en octubre y he de decir que disfruté de los colores del otoño a pesar de algún que otro chubasco. Eso sí, abrígate bien si decides ir en otoño o invierno.

Modo de transporte

La opción más sencilla para desplazarse de una ciudad a otra es el autobus. Hay muchas compañías que hacen las mismas rutas que comunican las tres ciudades. Yo me decidí por la compañía Ecolines y el precio del bus fueron unos 12€.

Si tienes la posibilidad de alquilar un coche podrías disfrutar de la libertad que éste te da y visitar pueblos cercanos o parajes naturales.

Recorrido

Día 1: Vuelo Londres a Tallin.

Día 2: bus a Riga por la mañana

Día 3: Riga

Día 4: Sigulda y Turaida

Día 5: bus a Vilna

Día 6: visita por Vilna y vuelo de vuelta a Londres

Viaje

Día 1: Vuelo Londres a Tallin.

Por la mañana temprano vuelo a Tallin. Para llegar a la ciudad te puedes coger un autobús que te lleva desde el aeropuerto al centro por el módico precio de 1€. Una vez en Tallin, y si llegar a tiempo, puedes hacer uno de los freetours. Yo soy muy partidaria de este tipo de tour para conocer de manera rápida lo más importante de la ciudad además de su historia y cultura (siempre dependiendo del guía que te toque). Cuando yo fui no había tour en español sólo en inglés.

Tallin es un ciudad bastante pequeña y no te llevará mucho tiempo visitar su casco histórico.

-Qué ver:

1. La plaza del ayuntamiento (Raekoja plats). El eje de la ciudad. Alrededor de ésta encontraras los restaurantes más turísticos así como tiendas de artesanía, souvenirs y productos locales.

2. Las murallas de Tallin. Si deseas tener una vista de la ciudad, hay un tramo que se puede visitar a pie sacando un ticket por 3€. Las murallas y sus torres están parcialmente reconstruidas, las originales datan del S. XIII.

3. Mirador Patkuli. Desde donde podrás tener una de las mejores vistas de la ciudad. Está localizado cerca de la colina de Toompea. Desde allí os podréis dirigir a la calle Nunne y al parque Shnelli.

4. El pasaje Katariina käik. Conecta las calles de Vene y Müürivache y el monasterio dominicano.  En esta estrecha calle se encuentra tiendas de artesanía de cuero, piel, patchwork, etc. Además de su singular belleza de muros y fachadas de piedra.

Otros sitios son la Iglesia de Olaf, la plaza de la Libertad, el Museo de la Ciudad (repartido por diferentes puntos).

En cuando a su gastronomía, para los amantes de las setas el otoño puede ser la época perfecta para visitar esta ciudad y disfrutar de una variedad increíble de platos a base de setas. Uno de los restaurantes más famosos es el “Olde Hansa”, donde podrás disfrutar de los platos típicos aunque a un precio más elevado de la media. Otra recomendación es la cafetería/chocolatería “Pierre”. Es una gema escondida la calidad de su chocolate junto con su decoración estilo romántico además de disfrutar de buena compañía a la luz de unas velas hace de este lugar una parada obligada. Se encuentra en un pequeño patio interno en la calle Vene.

Día 2: bus a de Tallin a Riga

Como ya dije el precio del autobús suele ser unos 12€ y el trayecto es de unas 4 horas y media por el que pasaras por campos y bosques (unas vistas realmente bonitas).

Nada más llegar fuimos a almorzar en un restaurante llamado  “Folkklubs Ala Pagrabs”. Éste ofrece platos típicos a precios muy asequibles y la calidad de la comida es excelente (nosotras fuimos en tres ocasiones). Además, algunas noches hay música en letona directo.

Por la tarde, antes de que oscureciese paseamos por la ciudad que luego visitaríamos en más profundidad el día siguiente.

Día 3: Riga

Como ya dije, suelo hacer freetour en cada ciudad que voy (si hay, obviamente). Así empezamos el día, con el tour comunista de Riga. Nada que ver con el clásico por el que te llevan a ver solo monumentos. En éste nos adentramos en la historia más profunda y desconocida de Riga (muy recomendable).

-Qué ver:

1. Plaza del Ayuntamiento con la Casa de las Cabezas Negras. Por desgracia debido a la II Guerra Mundial, lo que vemos hoy en día es una reconstrucción. En la misma plaza se sitúa además el Museo de la Ocupación de Letonia.

2. Las murallas de Riga.

3. Los Tres Hermanos. Edificios de la calle Maza Pils (números 17,19 y 21).

4. Edificios Art nouveau. Pasea por las calles Alberta iela y casi todas sus casas pertenecen a este movimiento, fíjate bien en los números 2, 2a, 4, 6, 8, 11, 12 y 13. Otra calle es Elizabeter iela donde se encuentra uno de los edificios más representativos del Art nouveau, éste es el nº 10b.

5. El mercado central de Riga. El guía del freetour nos llevó a este mercado, el cual que construido con las telas de los zepelines usados por los alemanes en la II Guerra Mundial, cuanto menos curioso.

6. La plaza de la Catedral y la Catedral. 

Otros sitios de interés son: el parque de la Victoria (Uzvaras Park), la plaza Livu, la Casa de los Gatos, el Pequeño Gremio, el Gran Gremio y el  Mikahail Chekhov Riga Russian Theatre.

Día 4: Sigulda y Turaida

Muy cerca de Riga está el Parque Nacional de Gauja y es una alternativa muy tentadora en la que se puede ir en tren por 3.70€ ida y vuelta. Una vez en Sigulda se coge un autobús que te dejará cerca del Castillo de Turaida. Y allí puedes empezar el recorrido. Puedes ir al punto de información donde te proporcionaran un mapa de la zona con los lugares más importantes.

Nosotras hicimos en recorrido de forma descendente empezando por el Castillo de Turaida, el cual que comprende el Museo-reserva de Turaida (5€ la entrada). La bajada se hace por un sendero el cual te llevará  por el Castillo de la orden livona de Sigulda. Dentro de la fortaleza de este castillo, hay un mirador que no te dejará indiferente y donde apreciaras la inmensidad el Parque Nacional. Sigue el sendero  hasta llegar el Nuevo Castillo de Sigulda y estarás de nuevo en el pueblo. El recorrido está muy bien señalizado y compuesto por escaleras de madera, no tiene pérdida. Por el camino disfrutarás de la estar en plena naturaleza.

Otra opción es montarse en el teleférico desde Sigulda hasta Krimulda. El trayecto es de 1 km aproximadamente y su punto más alto son los 42 m.

Aquí dejo el enlace al mapa de la zona en español.   

Día 5: bus a Vilna

La última capital que visitaría sería Vilna. Después de despedirme de mi amiga (se volvía a Londres) continué hasta Vilna en Lituania. Una vez más opté por el autobús para llegar hasta allí con la compañía Ecolines. El trayecto duró 4 horas y precio del ticket fueron 12 € además he de decir que los autobuses están muy bien equipado, cuentan con una mini televisión donde ver películas.  

Día 6: visita por Vilna y vuelo de vuelta a Londres

Una vez más recomiendo el freetour (solo había en inglés) por la ciudad de Vilna que comienza en la plaza del Ayuntamiento. Aunque éste me decepcionó un poco, puede que fuera porque que gran parte de él lo hicimos bajo la lluvia.

Depende de cuantos días tengas disponibles, así puedes organizarte el recorrido por la ciudad. Aquí dejo alguno de los puntos más importantes:

-Qué ver:

1. Museo de las víctimas del genocidio: precio entrada 4€. Ubicado en la antigua sede el KGB. Muy recomendable como plan para un día lluvioso. Abierto de miércoles a sábados de 10-18 h y domingos de 10-17 h.

2. La Sinagoga Coral. La entrada es gratuita pero se aceptan donaciones. Es la única sinagoga que sobrevivió a la II Guerra Mundial sin ningún daño. Fue diseñada por el arquitecto Dovydas Rozenhauzas y abierta durante el Año nuevo Judío en 1903. La segunda planta está dedicada a las mujeres y al coro. Hoy en día se siguen haciendo ceremonias religiosas todos los días.

3. La República de  Užupis: probablemente mi lugar favorito de toda la ciudad. Este barrio de proclamó independiente en 1998 y ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Éste consta de su propia moneda, constitución, ejercito, bandera y presidente. Los 41 artículos de la Constitución de la República de Užupis son exhibidos en 23 idiomas, en las paredes de la calle Paupio. Una de las plazas más bonitas que tiene es la plaza del Tibet llena de banderas budistas.

4. La calle de la literatura. Decorada con diversos objetos que conmemoran los escritores y artistas más importantes del país.

5. Universidad de Vilna: es la universidad más antigua de los Estados Bálticos. Fue fundada por Esteban I de Polonia en 1579. El complejo universitario se puede visitar todo el año por solo 1,5€. También puedes entrar a la Torre de la Campana de la Iglesia de San Juan de mayo a septiembre de 10 a 19 h. El precio de la entrada son 3€ los adultos. Si te interesa también hay tours guiados por la universidad.

6. Torre de Gediminas: es una atalaya situada en la colina con el mismo nombre. Formaba parte de un castillo ya desaparecido. En su interior se encuentra un pequeño museo arqueológico. Yo no pude visitarlo porque se encontraba en obras.

7. Colina de las Tres Cruces: si deseas tener unas vistas panorámicas de la ciudad éste es tu lugar. Situada en el parque Kalnai, este monumento fue demolido en 1950 por orden de la Unión Soviética y erigido de nuevo en 1989.

Otros lugares de interés: la Catedral, Iglesia ortodoxa de Paraskeva, la Iglesia de San Pedro y San Pablo, el cementerio de Rasos, el Museo Nacional de Lituania, el Ayuntamiento, la iglesia Ortodoxa de la Madre de Dios, la iglesia de Santa Ana y la puerta de la Aurora.

Día 6: Vuelta a Londres

Para llegar al aeropuerto de Vilna puedes tomar un autobús cerca del mercado de Vilna que te deja justo en el aeropuerto. El precio del billete es 1,5€.

Una vez más se acaba el viaje y con ello empieza la vuelta a la rutina. Seguiremos buscando nuevos destinos que explorar.

Espero que os haya gustado esta ruta. Dejen sus comentarios y compartan sus experiencias por las ciudades Bálticas. Ya saben que también pueden contactarme por Instagram o email.

Hasta la próxima Exploradores.

“Ruta en coche por la Côte d’Azur”

Hola exploradores aquí os traigo el recorrido que hice el verano de 2019 por la “Côte d’Azur” (Francia). El viaje duró 9 días incluyendo ida y vuelta a Málaga.

Para aquellas/os que no conozcan muy bien esta parte de Francia (ésta no solo es París amigas/os) os cuento un poco. La costa Azul  es conocida como Riviera Francesa o Ribera Francesa. Es uno de los centros mundiales del turismo residencia de numerosos personajes célebres y ha servido de inspiración para muchos artistas incluyendo a Van Gogh entre muchos otros.

Así que después de esta breve introducción allá vamos.

MODO DE TRANSPORTE

Este viaje lo hice junto a una de mis mejores amigas y para ello alquilamos un coche ya que queríamos tener la libertad de ir de pueblo en pueblo, playa en playa, sin tener que depender de transporte público. Como recomendación os diré que TENGÁIS MUCHO CUIDADO a la hora de elegir la compañía de alquiler ya que nosotras tuvimos que pagar un extra (que no estaba indicado en el momento de la reserva) por un seguro a todo riesgo al recoger el coche. La broma nos salió por 250 euros así que LEED BIEN.

ALOJAMIENTO

Hay que tener en cuenta que la Côte d’Azur es un destino caro en los meses de verano, gente con alto nivel económico elige este destino por tanto el coste de los hoteles suele ser caro. Por ello, nosotras decidimos reservar todos los alojamientos con Airbnb y lo hicimos en bloques. Es decir, tuvimos como “base” Marsella, Cannes y Niza y desde ahí fuimos haciendo parada en los diferentes lugares.

RECORRIDO

Nuestro recorrido fue circular, empezando y terminando en Marsella ya que llegábamos y salíamos de allí pero si se desea continuar la ruta, por ejemplo hacia Italia, se puede hacer perfectamente.

-Día 1: Marsella.

-Día 2: Îles Porquerolles

-Día 3: Bormes les Mimosas y Saint Tropez

-Día 4: Cannes

-Día 5: Grasse y Antibes

-Día 6: Niza

-Día 7: Mónaco y Éze

-Día 8: Aix en Provence

-Día 9: Vuelta a Málaga

VIAJE

Día 1: llegada a Marsella. Sobre las 5 de la tarde aterrizamos y fuimos directamente a coger el coche de alquiler. La empresa nos hizo pagar 250€ extra por el seguro del coche, la otra opción era una franquicia de 1000€… Una vez con nuestro coche fuimos al Airbnb a dejar las maletas. Más tarde paseamos por el barrio de los artistas cuyas calles estaban a rebosar de colores. No nos dio tiempo a hacer mucho más y después de cenar nos fuimos a descansar.

Día 2: Îles Porquerolles. Realmente recomiendo ir a esta isla. En coche se tarda 1h y 20 minutos desde Marsella hasta “La tour Fonde” en Hyères desde donde se coge un ferry a la isla. Precio: 19/50€ por persona (si, es caro pero la verdad que merece la pena). El trayecto en ferry dura unos 10 minutos. Una vez en la isla se pueden alquilar unas bicis si se desea (sobre unos 13€), nosotras no las cogimos ya que decidimos ir a pie. Playas: “La Coutarde” y “Notre Dame”, ésta última es una maravilla. El último ferry sale a las 19:30. Si se tiene tiempo recomiendo ir al pueblo de Hyères, una belleza. En el pueblo se puede hacer “le parcour des artes en fête” que te llevará por todos los rincones con más arte del pueblo.

Día 3: Barmes les Mimosas y Saint Tropez. Cambio de Airbnb a Cannes, hasta ahora nos habíamos alojado en Marsella. El primer alto en el camino fue para visitar Barmes ( a 1 hora y media de Marsella). El pueblo no te dejará indiferente con sus casas de roca, callejuelas estrechas y miradores sacados de un lienzo. Hasta ahora no había recomendado ningún restaurante pero si podéis ir a “L’Hibiscus” de estilo oriental, ¡No os dejará indiferente!. La segunda parada fue en Saint Tropez a 45 minutos de Barmes en coche. Era uno de los pueblos que más ganas tenía de visitar pero la verdad que no me pareció tan bonito como esperaba. Si te gustan los yates, las tiendas caras y el glamour es tu lugar. Y por último, Cannes (tardamos 1h ymedia en llegar).

Grasse

-Día 4: Cannes. Dedicamos casi todo el día en visitar Cannes. Los lugares más “famosos”: el paseo de la fama, el palais du festival, el barrio “Le Suquet” (un must en Cannes), la iglesia de Notre Dame d’Espérance”. Si os apetece un baño hay una pequeña cala al lado del Palais du festival (algo es algo). También recomiendo un paseo por la noche, Cannes gana mucho a la luz de la luna.

Día 5: Grasse y Antibes. Para los amantes del cine, si habéis visto la película “El perfume” no os podéis perder Grasse, “La ciudad del perfume”. Nosotras tuvimos la suerte de visitarla durante un festival de Jazz (qué más se puede pedir). Pedid un mapa en el punto de información, éste incluye un recorrido por los puntos más importantes y recomendaciones en cuando a perfumerías. Nosotras elegimos Molinard, pero para gustos, colores (u olores en este caso). También visitamos Antibes después de comer pero llegamos tarde y cuando llegamos el museo Picasso estaba cerrado aun así paseamos por el pueblo que es encantador.

Día 6: Niza. La mañana la dedicamos a ver la ciudad, empezando por “La colline du château”, entramos al cementerio justo al lado y luego fuimos a un mirador donde se ve toda la ciudad en mu máximo esplendor. El calor era asfixiante al mediodía así que hicimos un paréntesis en “Playa Paloma” (hay que ir en coche pero es muy recomendable) y terminamos cenando en el pueblo Villefranche sur mer.

Niza

Día 7: Mónaco y Éze. Desde Niza se tarda unos 40 minutos en llegar a Mónaco en coche (hay opción de bus si se prefiere). Lo malo del coche es el aparcamiento, la zona azul es escasa y bastante cara. Lo más destacable del principado es su casco antiguo ubicado en una colina donde se encuentra la catedral y el palacio real (con su cambio de guardia incluido) además se puede ir al casino de Mónaco aunque sea a ver la fachada. Solo pasamos medio día en el principado, el resto del tiempo estuvimos en Éze. Este pueblo diminuto puede que fuera uno de los que más me gustó. Esta situado en un acantilado y sus calles estrechas y empedradas le dan un aire bohemio espectacular.

Día 8: Aix en Provence. ¿Quién no conoce los jabones de Aix-en-Provence? son famosos en el mundo entero por ello, decidimos incluir este último pueblo en la lista a última hora (¿error?, quién sabe). Era nuestro día de regreso a Marsella y para poner la guinda al pastel paramos en Aix-en-Provence. Fueron unos 160 km, sobre unas 2 horas en coche hasta llegar allí. Solo pasamos la mañana visitando su mercadillo lleno de productos locales y puestos de ropa, luego su casco antiguo, sus calles y monumentos principales. A día de hora tengo muy buen recuerdo del viaje pero en este pueblo nos robaron las maletas que estaban dentro del maletero del coche. Sí, habéis leído bien. NOS ROBARON LAS MALETAS a plena luz del día, en una calle principal del pueblo donde pasaban coches todo el tiempo. Así que se truncó el viaje al final y acabamos poniendo una denuncia en una comisaría (por suerte hablo algo de francés). Nos quedamos con lo puesto literal y por suerte los objetos de valor (menos mi pasaporte) los llevábamos con nosotras.

Día 9: vuelta a casa. Con solo una mochila viajamos, equipaje ligero se llama ¿no?. En fin, una experiencia más. Recomiendo esta ruta encarecidamente a todo el mundo pero por favor PRECAUCIÓN con los coches y los maleteros.

Hasta aquí el recorrido por LA CÔTE D’AZUR. Si tenéis alguna pregunta no dudéis en contactarme e intentaré resolverlas lo mejor que pueda.

Dejad comentarios si habéis realizado un recorrido similar o si os han robado también las maletas 😉

Hasta la próxima exploradores.

Niza

¿Quién soy?

“La vida, o es una aventura o es nada” Helen Keller 

¿Se nace viajera o se hace? Desde mi primer viaje hasta el último siempre pensé que se nace viajera/o. Cierto es que hay personas que un día les “pica” la mosca viajera y desde ese momento se ponen a viajar como locos. Pero pienso que hay una gran diferencia entre esas personas (sean más que bienvenidas al mundo de los viajeros) y los que siempre hemos tenido esa curiosidad.

¿Puede ser genética? Puede…

¿Puede ser por la educación? Puede…

No nos vamos a poner a hacer un test de ADN o un psicoanálisis a todas las personas para resolver el misterio (esta entrada no consiste en eso). Sea como fuere, ese “espíritu” vive dentro de nosotras/os y nos hace querer descubrir sitios nuevos, estar pensando dónde ir en las próximas vacaciones, cómo será vivir en X país del mundo… A veces me gustaría callar esa vocecita y más ahora en tiempos de Covid-19 pero no hay manera.

Sin más dilación diré que me llamo Lara, actualmente vivo en Londres y soy otra más del club de las/os viajeras/os insaciables que disfruta conociendo nuevos lugares, en modo low cost por el mundo, con cámara en mano y el mapa en la otra.


Sean BIENVENIDAS/OS a este blog en el que compartiré con vosotras/os rutas que he hecho por diversos países del mundo o que voy a hacer.


Pónganse cómodas/os y VAMOS A EMPEZAR EN



DESTINO EXPLORA

Ghorepani Poon Hill, Nepal 2018
Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora